lunes, 26 de enero de 2009

El honor

Hoy intentaré explicar este concepto, muy del medievo, y prácticamente en desuso hoy por hoy: hablo del honor.
El honor es, básicamente y a grandes rasgos, hacer lo que se debe hacer.
No me preguntéis "¿Y qué es lo que se debe hacer?" Porque el truco de esto es que, cuando llega el momento, sabes que debes hacerlo, aunque sea una locura o ponga en peligro tu integridad física, o te sentirás mal durante bastante tiempo, o probablemente, toda tu vida.
El honor puede tener que ver con otra persona, cuando por ejemplo prometes algo a alguien. Está en juego tu honor; si fallas y no realizas lo prometido, aparte de que no confiarán en tí, te deshonras a tí mismo, además de deshonrar a la persona a la que has prometido algo.
También puede ser ese sentimiento de hacer algo para evitar agravios al prójimo. No me refiero con esto a la valentía de hacerlo, sino al sentimiento de tener que hacerlo. Un ejemplo claro de esto lo vemos en las películas bélicas: los soldados que están en el frente, muertos de miedo, sabiendo que probablemente vuelvan a casa en una bolsa de plástico, pero sienten que ese es su sito.
El honor es también, en un combate, no atacar por la espalda: se considera deshonroso, ya que el adversario no puede defenderse.
El problema de todo esto es que se está perdiendo el sentimiento de honor, que a su vez lleva aparejado a él un profundo respeto: hoy en día, ¿dónde se ve cualquiera de los ejemplos que he mencionado? Hoy en día, si alguien puede atacarte por la espalda (metafóricamente hablando y literalmente también) lo hará.
En mi caso personal, yo solo lo haría si el adversario no demuestra respeto hacia mí. Si me deshonra, no merece ser honrado. Así de simple.
Espero haber explicado un poco esto, es un tema que creo bastante complicado, pero éste es mi punto de vista. Espero comentarios.
Metallica - The ecstasy of gold

Canción original de Ennio Morricone, versionada por los grandes de Metallica. La canción es de la película El bueno, el feo y el malo
9) El viaje de un metalero - La Censura

1 comentario:

Kassiopea. dijo...

Partid pues, oh mi valiente caballero, anudad mi pañuelo a vuestro antebrazo y no regreséis hasta que hayáis reestablecido mi honor mancillado... jajaja, tienes razón. Es muy medieval XD