lunes, 19 de enero de 2009

El metal, heavy o como lo queráis llamar como filosofía de vida

Aprovecho ahora que tengo reciente el haber visto el documental "el viaje de un metalero" para escribir lo que significa para mí ser metalero.
Para mi, el metal (o el rock también) es más que música: es una filosofía de vida, una forma de ver las cosas. No digo ni que sea mejor ni peor que otras, simplemente es parte de mí, y siempre lo será, por mucho que les pueda pesar a algunos u agradar a otros, eso me es indiferente.
Pero, ¿qué es el metal? Esta es quizás la pregunta más peliaguda. y es difícil de responder.
El metal es, no rendirte cuando todo va mal; es luchar contra las injusticias y denunciarlas. El metal es un estilo de música que engloba todo esto y, lo que es más importante, la libertad. La libertad de hacer lo que quieras.
El problema general es que, aunque la gente no se dé cuenta, todo nos influencia, y la música, junto a la TV, principalmente. Si estamos escuchando todo el día lo que suelen poner en la radio (ya sabéis, canciones de desamor, de cuanto la quiero/de cuanto la echo de menos) pues como que no incita mucho a pensar. En el metal no: muchas letras tienen varias interpretaciones. A veces es adrede, otras veces no. Pero lo más importante es que denuncia las injusticias, y suele hablar de temas más trascendentales (muerte, espiritualidad, religión, guerras, etc). Por eso a la gente no le gusta mucho, porque hace pensar, y no suele tratar temas agradables. Es como darle la espalda a los problemas.
Con esto no quiero decir que el que no escuche metal no tiene conciencia del mundo, ni mucho menos. Pero la mayoría de metaleros sí que la tiene.
También se les acusa de borrachos y drogadictos. Esto no es cierto. Cierto es que en los conciertos se bebe y hay gente que se droga pero ¿qué es lo que pasa en las discotecas? Exactamente lo mismo, así que es simplemente miedo o repulsión lo que siente la gente.
Recuerdo una vez que bajábamos a un concierto en mi pueblo con varios amigos: todos camisetas negras y vaqueros. Pasábamos por los barrios ricos del pueblo, y los críos al vernos salían corriendo. A eso es a lo que me refiero. Está muy estereotipado lo del rockero malo: no es así. Aunque algunos lo son.
En resumen, ser metalero es: tener las ideas muy claras, pensar uno mismo, tener conciencia del mundo y que te importe poco la opinión de éste sobre tí. Ah, se me olvidaba, escuchar este tipo de música, pero de continuo (heavys de camiseta no!)
Espero no haberme esparcido mucho y que se entienda.
Pantera - War Nerve

Dedicado a todos los garrulos, kinkis y gentuza en general que se tragan todo lo que les echan en la tele y en las discos, pasan de pensar y critican, odian, desprecian e incluso agreden sin tener ni idea. Para todos ellos.
2) El viaje de un metalero - Los orígenes

Segunda parte del documental.
Espero que os guste!

2 comentarios:

sergei drufovka dijo...

"También se les acusa de borrachos y drogadictos."

dimelo ami xD tengo 14 años y ya soy drogadicto, alcoholico y lo peor es que nunca me gustaron esas cosas(drogas y alcohol).

y tambien es bueno decir que el metal no es tu vida osea que el metal puede ser parte de tu vida pero hay cosas que estan delante de el. ej:hay tipos todos alocados que creen que eso es su vida, y no estudian y ni mierd. se mueren los que lo estan manteniendo y para la calle van a tener hahahaha.

bueno corto hasta aqui en media hora ya tengo que ir a la carcel(la escuela).

nos vemos y ya sabes

...AND JUSTICE FOR ALL

Kassiopea. dijo...

Jejeje, borrachos, drogadictos y además inspirados por Satán (según algunos), no se te olvide... A ver, que a mi me gusta el metal como ya dije, pero también escucho mucho pop que me encanta, y hasta clásica escucho. Y no creo que ningún heavy me gane a beber. En fin, que la gente mezcla las cosas que no tienen nada que ver. Los pijos repijos van hasta el culo de coca y pastillas.