miércoles, 28 de enero de 2009

La luz al final del túnel.

Hoy estoy más calmado que ayer. Lo siento si a alguien le pareció muy negativo el post, o agresivo, es mi manera de canalizar todo esto: normalmente, antes de deprimirme, me cabreo. Yo soy así, prefiero estar cabreado que depresivo.
Bueno, pues aquí va el día de hoy.
Por la mañana, 3 horitas de taller, y como no tenía ganas de lijar, me he puesto con unos que estaba cambiando un aceite y unas correas del alternador. (Puesto que ayer me quejaba de lo del aceite, si voy mirando y ayudándoles, voy aprendiendo, que es lo que quiero). Luego, teníamos una hora de muerte (asignatura llamada RET) y ha sucedido el milagro: después teníamos 2 horas más de aburrimiento, pero el profe que nos tocaba ha dicho que estaba malo y se piraba, así que hoy he podido comer en mi casa! Mañana a lo mejor tampoco viene, así que si se puede, adelantaremos horas! A ver si pudiera comer en mi casa también.
Luego, he vuelto para Murcia capital para las clases: hoy como éramos sólo 2, y el 1º ya las había dado, pues he dado 2 horas. Hoy bien, aunque dice el tío que tengo que prestar más atención a los semáforos (con la cabeza como la tengo, no puedo pensar con claridad). Mañana veremos, el lunes me presento, a ver que pasa.
Cuando he llegado, he merendado, y luego me he ido con una amiga a hablar, a ver si se me ponían las cosas claras sobre lo que está pasando (por eso de que las mujeres piensan más o menos igual). Ni siquiera ella lo entiende, aunque ahora yo si lo voy entendiendo más o menos.
Hoy he hablado con ella por el MSN. Esta mal, y yo la hecho de menos, y me gustaría hacer que estuviera bien. Me gustaría abrazarla y besarla, y estar así siempre.
Pero no puedo. No está. Y la extraño. Mucho. 2 días han pasado desde que me pidió tiempo, y me parecen 2 meses. Me siento muerto por dentro, como si me faltara algo. Ella me devolvió mi parte alegre, que perdí con la anisedad, y si se va volveré a ser el chico más triste del barrio, por decirlo de alguna manera.
Creo que en parte sé cual es el problema: según ella casi siempre está cediendo ella.. Es verdad y no. Lo explico.
Es verdad que cede en muchas cosas, y lo sé. Pero yo también cedo en otras muchas. Y me parece que eso no las ve. Como por ejemplo ella viene cabreada por cualquier cosa, y se enfada conmigo. Aunque luego me pide perdón, si tú no haces nada y te la cargas, suele sentar mal. Y más cuando pasa varias veces.
Pero yo lo soporto, porque la quiero.
Yo también tengo culpa, no me libro de la quema. Ella quiere que salgamos por ahí, y como somos de 2 rollos diferentes (yo soy heavy y ella más "normal") pues ahí chocamos. Le he dicho que estoy dispuesto a salir, por ejemplo, un día con sus amig@s y otro con los míos, y si necesita ir a un bareto donde ponen música y tal, estoy dispuesto a ir. Y sin malas caras.
Pero ella también tiene que hacer lo mismo. También lo de que no me gaste dinero en ella, tiene razón. También estoy dispuesto a tener más detalles con ella.
No quiero perderla, por varias razones:
  • La quiero
  • He peleado mucho por ella
  • La amo
  • Soy de los que no se rinden
  • La amo
Creo que he dado suficientes razones.
Le he mandado un SMS. A ver qué pasa. Pero si se va, morirá la mejor parte de mí, otra vez. Y no quiero volver a ser el de antes.
Sé que he tenido fallos, pero quiero enmendarlos, pero necesito su ayuda.
Yo ya he movido ficha. Le toca a ella. La amo.
Le he mandao un SMS, a ver que pasa. Espero que me responda.
Hoy creo que he empezado a ver la luz al final del túnel; espero que sea corto y me lleve hacia ella.
Metallica - The Unforgiven III

12) El viaje de un metalero - Religión y Satanismo 1

3 comentarios:

Kassiopea. dijo...

Me alegro de que empieces a ver la luz, eso es positivo. La verdad que el post de ayer sí que era un poco "duro", me lo pensé 2 veces antes de comentar, no por nada, es que desde fuera todo se ve diferente y es muy fácil dar consejos cuando uno no está pasando por lo mismo. Lo de ser tan diferentes en los gustos, se puede solucionar dialogando y llegando a un acuerdo. Pero el esfuerzo ha de ser por parte de los 2, ni ella se ha de volver heavy ni tú has de dejar de serlo. Lo que está claro es que cada uno es como es y el otro ha de aceptarlo.

Ainss esos semáforos jajaja. Yo más de una vez me he saltado alguno a la torera, simplemente por ir concentrada pensando en mis cosas y el semáforo ni verlo, menos mal que nunca me ha pasado nada.

Caligula dijo...

Me han encantado las razones por las que no quieres perderla, sobre todo la 1, la 3 y la 5; que son las mejores.

Ánimo y ten fe en ti!!!
a ver como se desarrola el tema!

Suerte para el examen del coche!
mi hermana está igual que tu, jajajajaja la pobre!

Seguiré atento a ver como avanza tu situación actual.

Volver a ser el chico triste del barrio? no no no.
No des ni un paso atrás de lo que ya has caminado!
NUNCA.

Metallica dijo...

Kassiopea: yo soy así: hoy estoy de bajón, mañana canalizo toda esa energía en positivo.
En cuanto a los semáforos... hojalá se apaguen todos el día del examen.
Calígula: me alegro de que te gusten, a mí me recuerdan por qué lucho por ella.
La fe es algo abstracto, yo no tengo fe: confío en mí.
A ver como se presenta el examen del coche, tengo ya ganas de quitármelo de encima. Mañana sabré el recorrido, y aprovecharemos para practicar un poco por él.
Y no, no pienso volver a lo de antes, más que nada porque no me gustaba.
Espero verte por aquí, todos los comentarios son bienvenidos, sean para bien o para mal; acepto críticas tanto positivas como negativas, pero a ser posibles constructivas.
Un saludo y gracias por comentar!!