lunes, 25 de mayo de 2009

Domingo: rayos, truenos y centellas!

Sí. Como dice el título: eso es lo que tuvimos esa noche. Joder, menuda nochecita... allí no había huevos a dormir. Uno tirándose unos cuescos de infarto, y la mitad de los maromos de allí dentro roncaban como locomotoras. Yo no sé cuantas veces me desperté pero dormir, lo que se dice dormir, poco. Ahora, risas.... a manta xD.
A las 7:30 nos levantamos, entre risas, pedos y demás bromas. Nos arreglamos y a desayunar en el albergue. En cuanto desayunamos, al coche, de vuelta al pueblo.
La primera parada, la hacemos para almorzar. Allí aprovecho para comprar algo para mi novia...
La siguiente parada, ya para comer, la hacemos a las 2 para ver la carrera de F1. Menudo atraco de sitio, allí nos clavan. Tras comer y descansar un poco, carretera y manta.
La última parada es tipo boxes: parada rápida, a las 5 de la tarde, y de allí de tirón hasta el pueblo. Conforme llego, les digo que me dejen en casa de mi novia, que quería verla. Llego y... se iba a lavar el coche, así que me voy con ella. Le doy los regalos: parece que he acertado.
Bueno, pues aquí acaba mi odisea por el País Vasco; ha habido de todo: insectos gigantes, animales, golpes, alcohol, mucha (muchísima) carretera... pero me lo he pasado de putísima madre, con la gente del gimnasio, nos llevamos de muerte.
Pantera - Walk