lunes, 25 de mayo de 2009

Viernes: Polillas gigantes!

Voy a hacer una crónica de los 3 días de mi viaje. Empezaré por el viernes.
Nos levantamos temprano. MUY temprano. Todos estresados en mi casa... y yo habiendo dormido nada más que 4 horas escasas, y el día anterior unas 5... o sea, hecho una rosa.
Llegamos a la puerta del gimnasio, para reunirnos con todos los demás. Cuando estamos todos, salimos. Primera parada, antes de salir del pueblo: a echar combustible a los coches.
Tras repostar, salimos. Serían las 7 y media aproximadamente . A las 9 paramos en un bareto, en un pueblo de cuyo nombre no me acuerdo, a almorzar. Seguimos el viaje, a las 12 otra parada, sobre La Roda, si no mal recuerdo, y a las 2 aproximadamente, paramos para comer, descansando hasta las 4 aproximadamente.
Sobre las 7 estábamos en Amurrio (Bilbao), tomándonos una cerveza en un bareto.
Amurrio es el típico pueblecito pequeño, del que si andas mucho, te sales. Me gusta el País Vasco: todo lo contrario a Murcia; todo verde, prados en vez de ladrillos, hierba en lugar de tierra. Y allí el que tiene un caballo, es como el que aquí tiene un perro.
Total, que a las 8 estábamos en el hotel "arcos de quejana". Un hotel perdido en el culo del mundo: subido en medio de la sierra, cerca de Amurrio, pero a la vez aislado. Cerca solo habían vacas, ovejas, y unas cabras a las que estuvimos alimentando (algunos pensando en cebarlas para cenar cabritillo al horno... xD).
Subo a mi habitación, a ponerme guapo para cenar. Me doy un baño, bastante relajante, y me maqueo. Cenamos en el hotel: sólo había de menú pescado, así que cogote de merluza para el nene... con lo que nos gusta la carne, y al día siguiente lo que teníamos que hacer, y cenando pescado... vaya tela.
Terminamos de cenar, y salimos afuera a hablar un rato. Me voy con uno de mis compañeros de bushido (íbamos de bushido y de full, las dos cosas). Mientras estamos hablando, veo algo que revolotea a mi alrededor. Parece un pequeño murciélago pero... su vuelo errático... no es de un murciélago. Me fijo bien y... joder! Una puta polilla! DE GRANDE COMO LA PALMA DE MI MANO!!!!! Si hubiera tenido los ojos rojos, me hubiera creído estar frente a mothman!!!! Si es que estos vascos... lo hacen todo a lo grande.
Después de eso, a la cama, que el sábado era el día del trueno gordo.
Black Sabbath - Paranoid

Lo de la polilla SI que es una paranoya, y no esto.