lunes, 20 de julio de 2009

De padres e hijos.

Hoy voy a hablar de las relaciones entre padres e hijos, y de como, involuntariamente, cojemos muchas cosas malas de nuestros progenitores.
Nadie puede negar que, los padres son importantes: son los que nos enseñan muchas cosas hasta que vamos creciendo y aprendemos por nuestra propia experiencia.
Pero esto tiene un precio.
Como personas que son, también tienen errores: nadie es perfecto, y, todos sabemos, que mucho menos ellos, aunque a veces quieran hacérnoslo creer y quieran hacernos ver que siempre tienen la razón, no es así.
Hay un dicho de por aquí, que dice "se pega todo menos la hermosura". Y es verdad.
Lo más probable es que, acabemos teniendo los vicios y errores de nuestros padres. No me refiero a esos grandes fallos, fallos de los que nosotros somos conscientes que ellos tienen; sino a esos pequeños fallos que, a veces, ni nos damos cuenta que tienen.
El problema de esto es que es inevitable: para que un niño crezca en condiciones de afrontar la sociedad actual (cada vez más competitiva, por cierto) necesita unos modelos de padre que le inculquen ciertos valores, tales como la humildad, el respeto, etc.
Megadeth - Family Tree

2 comentarios:

Kassiopea. dijo...

Hombre sí, de los padres se aprenden muchas cosas, pero son humanos y también se equivocan.

Metallica dijo...

Kassiopea: por supuesto... pero de críos tendemos a endiosarlos. Luego nos damos cuenta de que no es así.
Un saludo y gracias por pasarte!