martes, 18 de agosto de 2009

Viernes: El viaje.

Me levanto temprano. Muy temprano. Desayuno y termino de hacer la maleta.
Nos montamos en el coche, rumbo a mi nuevo destino, donde iba a pasar el fin de semana: Roquetas de Mar.
La verdad es que iba pensando que iba a salir mal. No sé porqué, pero tenía ese presentimiento...
Tras 2 horas y pico de viaje, llego a mi destino. Mi novia me espera en la puerta. Subimos y dejo la maleta, me enseña el piso. El mar está a menos de 2 minutos andando... El piso está bastante bien.
Como me dolía la cabeza (una mezcla entre el viaje y el dormir pocas horas, supongo) nos bañamos en la piscina del piso, que tenía una piscina comunitaria. Al rato llegan sus padres.
La verdad es que, irme un fin de semana, con sus padres, suponía un reto para mí, así que andaba algo nervioso... pero después de comer con ellos, se me pasó.
Tras la comida, un intento de siesta, y al poco, a la playa.
Joder con las olas de Roquetas: en cuanto se levanta viento, rompen fuerte...
Por la noche, cenamos en el piso, y luego mi novia y yo nos vamos a darnos una vuelta: vamos a un bareto, nos ponen una piña colada y un bloodymary (tenía ganas de probar este último). 4 euros el cóctel. Y a la orilla de la playa.
Jimi Hendrix - Little wing