sábado, 26 de septiembre de 2009

Buscando piso...

Jueves. Entro a la uni... son las 9, tras una hora montado en el coche. El asfalto estaba casi seco, así que he podido bajar rápido... un poco más de lo habitual. Me gusta la carretera, más de lo que yo pensaba... aunque me canse cuando me baje del coche.
Llego. 2 horas de física... nada complicado, el temario parece (y digo parece porque sé que en realidad no lo es) sencillo: prácticamente es lo que dí en 2º de bachiller. Pero ampliado y con más mala hostia.
El profe se tiene que ir antes: según nos dice, tiene que ir al médico. Eso sí que mola: los profes no hacen concesiones, si se tienen que pirar, pues se piran. Dan la clase y hasta luego, ahí te quedas, si lo has aprendido pues de puta madre, y si no te jodes, pides una tutoría y te lo explico. Así va España...
Recreo, aprovecho para zampar. Afortunadamente tenemos veinte míseros minutos de recreo, y diez entre clase y clase... menos es ná.
Volvemos a la carga. Dos horas de matemáticas. Sin concesiones. Sin descanso. A saco. El profe parece que no para nisiquiera para respirar. Sé que si en algún momento me empano, probablemente no me enteraré del resto de la clase, así que intento que mi cerebro siga lo que ese tío me está intentando explicar. Veo que algunos se piran nada más entrar el maestro, otros a media clase, ¿ya han abandonado? Creo que no los veré en junio. Tampoco me importa.
Salgo de clase. Paso por el aseo, casualmente me cruzo con el maestro de matemáticas en él. Sigo mi camino y él el suyo. Creo que nisiquiera me ha reconocido, y estoy en la segunda fila...
Monto en el coche. Por fin vuelvo a casa, es Jueviernes: para mí la semana termina el Jueves, puesto que el Viernes no tengo que ir a la Uni, a no ser que tenga prácticas por la tarde...
Como. Me acuesto media hora o tres cuartos: mi cuerpo necesita más. Vuelvo a Cartagena, esta vez conduce mi padre. Vamos a ver pisos...
Vamos al primero. Está a unos 10 ó 15 minutos de la Uni, a mi paso (que es rápido). No está mal... un piso de estudiantes, ni más ni menos.
Tras varias llamadas, vamos a otro. A 2 minutos de la universidad: abres la puerta, bajas en el ascensor, cruzas la calle y estás en la uni. Tiene vistas al mar. Está de puta madre, y con internet... me mola bastante el piso, sobretodo las vistas al mar. Me tranquiliza, además de que el aire que entra es más puro...
Vuelta a casa. Voy a ver a mi novia. Ceno y me acuesto. Estoy hecho polvo...
Evile - Thrasher

Je, a ver quién adivina de qué marca es la guitarra roja... yo si lo sé ;)