lunes, 26 de octubre de 2009

El poder de la información.

Domingo dominguete... (la rima no la hago que ya la sabéis). Hoy toca hablar de temas trascendentales.
Hoy: el poder de la información!
Supongo que todos alguna vez habréis escuchado la frase "la información es poder". Pues bien, hoy hablaré sobre esto: la información, y el poder que nos dá esta.
Por lo general, cuanto más sepamos sobre una cosa, mejor podremos manejarla o enfrentarnos a ella. Pongo dos ejemplos: una máquina: si dos personas, que van a manejarla, y una se lee el manual, y la otra no... ¿cuál creéis que la manejará mejor en menos tiempo, por lo general?
Otro ejemplo sería, un alumno que se presenta a un examen, pero por cosas de la vida, consigue las preguntas del examen... tiene cierta información que le dá ventaja sobre los demás.
Para mí el dilema moral que me plantea el asunto de si debemos dejar toda la información abierta a todo el mundo, me viene debido a que, hace algún tiempo, busqué por los Interneses un libro que se llamaba "manual de cocina del anarquista".
Este libro describe de forma precisa, como fabricar varios artefactos explosivos, así como cohetes y demás... lo busqué por curisidad, primero por saber si era una leyenda urbana o no, luego por ver qué contenía... y decir que es bastante completo, pone de dónde sacar algunos compuestos y cómo obtenerlos, además de como fabricarlos.
En EEUU este libro se imprimió, pero se dejó de imprimir porque, extrañamente, aumentaron las gamberradas masivamente...
Decir que este libro es la biblia de muchos grupos terroristas (entre ellos ETA, según tengo entendido), además de grupos anarquistas, etc. Otros son simplemente críos que fabrican un "petardo casero". Por supuesto, cada cuál lo usa por su propio riesgo, yo lo he leído, y simplemente me pareció interesante, no por eso ando fabricando bombas...
La pregunta es: ¿debemos que dejar la información fluya libremente o, por el contrario, debemos limitarla en cierto modo? ¿quién debe decidir lo que se debe saber y lo que no?
Espero vuestras opiniones al respecto.
Municipal Waste - Wrong Answer

4 comentarios:

Kassiopea. dijo...

La información debe fluir libremente y sin manipular, cosa que por desgracia no ocurre. Sólo nos enteramos de lo que algunos quieren que nos enteremos.

Menda. dijo...

Zas!!! Buen tema.
a)El periodista defenderá siempre el principio de la libertad de investigar y de difundir con honestidad la información y la libertad del comentario y la crítica.

b)El periodista extremará su celo profesional en el respeto a los derechos de los mas débiles y los discriminados. Por ello, debe mantener una especial sensibilidad en los casos de informaciones u opiniones de contenido eventualmente discriminatorio o susceptibles de incitar a la violencia o a prácticas humanas degradantes.


Mezclando las dos de arriba(son parte del código deontológico del periodismo): LIBERTAD DE INFORMACIÓN AL 100 %.

maria dijo...

alguien q quiere poner una bomba la va a poner igual tarde o temprano...

y no por ello debemos dosificar la informacion porque eso es casi como coartar la libertad.

muy buen post. un beso a la gaviota

Joaquin dijo...

Kassiopea: pienso igual que tú... Y sí, hay muchas cosas ocultas por ciertos organismos y grupos que nos ocultan información... el conocimiento debería ser global.
Menda: me alegro que te guste!
De todas formas, el apartado b) que mencionas, hasta cierto punto... el que quiera ser violento (ya dí mi opinión sobre eso, creo que es parte del ser humano...) así que para mí no hay problema en cuanto a ser explícito, el problema viene cuando el artículo en sí destila odio de cualquier tipo... es decir, por ejemplo, que sea un artículo racista, machista o feminista, etc...
maria: pienso que tienes razón, la información debería ser libre. TODA. Recuerdos de la gaviota;)
Gracias por comentar y me alegro de que os haya gustado!!