domingo, 25 de octubre de 2009

Primeros tiros con el arco.

Nos despertamos. Tardamos más de 2 horas en salir de la habitación, remoloneando... desayunamos y nos ponemos a hacer las tareas de la casa.
Esta vez ella se encarga de los perros, y yo de fregar los platos.
Al poco aparece mi tío, que venía a por unas cosas a la casa del campo. Cuando termina, a nosotros nos queda poco para bajarnos.
Finalmente, con un sol abrasador (joder, parecía un día de verano) nos bajamos. Casi nos dá una hostia un panoli con el coche (yo estaba dentro de la redonda, y él se metió: si no freno me dá).
Vamos a casa de mi novia, descargamos y a mi casa... ella al internet (los graciosillos de timofónica, al instalar el imagenio la han dejado "a oscuras") y yo al dibujo técnico...
Cuando se marcha, a comer. Me acuesto a dormir y....
Me despierto 10 minutos antes de tener que ir a bushido... debería haberme despertado hacía media hora! Así que corriendo desmonto el arco (hay que llevarlo desmontado... por la policía) y tomo ruta.
Llegamos, mi maestro me explica como hay que hacer el giro de muñeca. Trae un objetivo hecho de corcho... Practico un rato lo del giro de muñeca, mientras mis compañeros, uno con más tino que el otro, aprovechan para ir tirando.
Al final me animo. Cojo una flecha. Tenso el arco: la cabeza pegada al hombro izquierdo, el brazo izquierdo totalmente extendido, tenso la cuerda con la derecha a la altura de mi oreja aproximadamente; instintivamente, no sé por qué, antes de tirar he decidido correjir un poco hacia arriba... es como si supiese que la flecha iba a hacer una parábola.
Suelto con la derecha, giro casi inmediatamente con la mano izquierda para evitar que la cuerda me golpee en la muñeca y... blanco!
Supongo que habrá sido lo que se llama la suerte del principiante... luego he acertado unos cuantos más, pero es realmente jodido soltar y casi a la vez (si lo haces a la vez se desvía la flecha, creedme) girar para evitar que la cuerda te golpee en la muñeca...
Salgo de bushido, y me vuelvo al pringue. Bajo a comprar las cosas para hacer pizzas: cenamos en casa de mi novia nosotros dos, su hermano y la novia de su hermano.
Aparece su hermano mayor, nos invita a unos chorros... después del tinto de verano que nos habíamos tomado cenando. Caen 4 chorros para mí...
Dejo a mi novia en casa, y me voy con mis colegas, a por un par de litros de cerveza. Acabamos a las 4 y pico de la mañana comiendo chucherías en un banco de un parque.
Judas Priest - One Shot At Glory