sábado, 24 de octubre de 2009

Vuelta a casa.

Jueves... actualizo ahora, que he tenido un acabar de semana algo movidito...
Como siempre, mis horas de clase. Hoy se hacen más insoportables, debido a que eran 2 y 2: Dos de física, y otras dos de matemáticas, del tirón, sin descansos ni concesiones de ningún tipo.
Salimos y, aprovechamos un compañero y yo para hacer algo de dibujo técnico (sí, esa asignatura que me va a estar jodiendo todo el cuatrimestre... que ganas tengo de que llegue el examen y aprobarlo). Cuando se va, empiezo a hacer la comida (si a descongelar el potaje de mi madre se le puede llamar eso) cuando llega el militar a mi piso... dice que ha estado arrestado en el cuartel por una gilipollez (y cuando me lo cuenta, corroboro lo que él me dice).
Como con él y un compañero suyo en el piso.
Cojo mis cosas y tomo rumbo a la estación de autobús. Llego, pillo el billete y otra vez a esperar... y yo todo cargado (la guitarra, la cartera y la mochila).
Por fin llega el bus, echo las cosas (menos la guitarra) en el maletero y dirección Murcia. Allí me recoje mi novia y me acerca al pueblo.
Conforme llego y dejo las cosas, me quito los zapatos y me acuesto... me había hecho la promesa de ir a bushido, pero una hora y media es una hora y media...
Tan cansado estaba que, medio dormido oigo que mi padre pregunta si hay alguien. No contesto, prefiero que no sepan ni que estoy... necesito descansar.
Me despierto y meriendo algo, y para bushido... estaba cerrado, así que a casa. Me pongo al MSN y aprovecho para adelantar algo de trabajo.
Ducha, cena, top gear y a sobar.
Pantera - Hellbound