domingo, 29 de noviembre de 2009

Benigno.

Lunes. Again.
Vuelta a Cartagena, con su universidad, mis compañeros, sus profesores... la vida de estudiante.
Con aún los efectos del sábado noche en mi estómago pululando, llego a Cartagena, dispuesto a dar clase... y a eso vamos. Menos mal que sólo son 3 horas por la mañana... que si no...
Como, como casi siempre, en el comedor. Con mis compañeros.
Llega la tarde, y con ella el dibujo técnico... hay novedades.
La primera es que el 14 de diciembre tenemos una cita con el destino, es decir, con el examen de dibujo técnico: nos jugamos la evaluación. Si lo aprobamos, listo. Si lo suspendemos también.
La razón de adelantarlo tanto es que, el profesor tiene que someterse a una operación: un tumor, benigno.
Supongo que una cosa así te tiene que cambiar la vida... supongo.
Termina la clase, son las 6:30. Vuelvo al piso con intención de hacer algo... me pongo a estudiar de química.
Me quedo sobao.
Como no tenía ganas de absolutamente nada, me pongo y le cambio las cuerdas a la guitarra, que ya le hacía falta... llevo sin cambiarlas demasiado tiempo, desde que dimos la actuación en el verano.
Y joder... como se nota!!! No notas cuando se te van desgastando, pero cuando van nuevas... es otro mundo!
Overkill - The Years of Decay